Preguntas Frecuentes

Sabemos que te pueden quedar dudas. Aquí queremos resolverlas!

    Cuidados Esenciales para tu perro!

    • ¿Cada cuánto se purga un perro?

      Cada médico veterinario así como cada criador o cuidador de perros tiene parámetros distintos para esto. Acá en el Criadero Cancan Mascotas recomendamos lo siguiente: Los cachorros con 20 días de nacidos son purgados por primera vez, luego antes de entregarlos o cuando tienen 45 a 50 días de nacidos se purgan por segunda vez y de ahí en adelante se purgan mensualmente hasta los 6 meses de edad. Luego cada 2 a 3 meses según su defecación, calidad de agua que consumen entre otros parámetros. Para perros adultos mayores a un año puede incluso purgarse cada 4 a 6 meses.

      Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque consectetur, eros ac semper faucibus, enim est iaculis mi, quis tempus tellus ante id dui.

    • ¿Cada cuánto se bañan los perros?

      Eso está determinado por varios factores como el clima, el lugar donde viven, animales no deseados (pulgas, garrapatas etc) entre otros. Un periodo normal para llevar a cabo esta actividad es cada 20 días. Lo más importante a tener en cuenta es quitar completamente el jabón de la piel del animal para no generar resequedad o problemas cutáneos y hacerlo en días calurosos libres de corrientes de aire que pongan en riesgo la salud del animal. Si el clima es muy frio y el animal es pequeño o friolento es recomendable poner a calentar agua para quitarle el frio y tener cuidado de no calentarla tanto que lo podamos quemar.

    • ¿Cuántas comidas debe recibir mi perro por día?

      Cuando los perros son menores a 4 meses podemos dar de 3 a 4 comidas por día según la actividad física que tengan. Luego de los 4 meses en adelante podemos dar dos comidas por día según criterio propio y recomendación del veterinario. Hay quienes dicen que muchas comidas hacen el metabolismo muy rápido y no aprovecha los nutrientes reales de la comida, pasando la mayor parte de esos elementos derechos hasta la evacuación, mientras otros dicen que dos comidas es poco. Nosotros pensamos que dos comidas son suficientes y provechosas para un perro de vida saludable que no sufra de nada anormal, creemos que aprovecha mejor la comida ya que la absorción que se da en el intestino se hace en mayor tiempo permitiendo al organismo trabajar más eficiente. Este criterio como todos los demás son debatibles y no representan un solo y verdadero parámetro de seguimiento.

    • ¿Cuánta comida debo darle a mi perro?

      Los alimentos concentrados traen en su empaque tablas que guían a los consumidores en la cantidad ideal que está determinada según sea su calidad, absorción, tamaño del perro, edad y otros factores.

      En las etapas iniciales es posible dejar comer los perros a voluntad pero respetando los horarios de comidas. Aun así nuestro perro nos dirá con su condición corporal si la cantidad que consume es la adecuada.

    • ¿Cuándo debo vacunar a mi perro y contra qué?

      Los cuadros de vacunación varían de zona a zona y de veterinario a veterinario. No debe creerse que solo uno de ellos es el ideal o perfecto para nuestro perro, y siempre debemos escuchar varias opiniones. Para nosotros los cuadros básicos de vacunación se hacen así: una primera vacuna llamada vacuna puppy se pone a los 45 a 50 días de nacidos, a los 20 a 25 días se pone una vacuna quíntuple, a los 20 a 25 días se pone un refuerzo de quíntuple y a los 20 a 25 días se pone una vacuna séxtuple para ser reforzada cada año. Otras vacunas son opcionales y no sobran tenerlas dentro del plan de salud de nuestro perro.

      Otros cuadros de vacunación son aceptados y no quiere decir que sean errados o que el que recomendamos acá sea el mejor. Repetimos que esto queda bajo criterio médico y es de cada quien aceptar uno u otro.

    • ¿A qué edad puedo darle vitaminas y snacks a mi perro?

      Es ideal que esta ingesta se haga después de los 3 meses de edad y nunca sobrepasar las dosis recomendadas en los empaques de dichos productos.

      En cuanto a las vitaminas se debe tener especial cuidado para no causar daño en vez de un beneficio, porque grandes cantidades o durante periodos prolongados tienen efectos contrarios a los esperados. Consulte a su médico veterinario si desea iniciar tratamiento con dichos productos.

    • ¿Podemos dejar a nuestro perro solo?

      Si se puede siempre y cuando cuidemos el espacio en que lo estamos dejando. Los objetos de la casa a veces pueden ser para nuestros perros juguetes para morder o destrozar, siempre debemos tener esto presente sobre todo si nuestro perro es de un año o menos y no está acostumbrado por ahora a estar solo. Esto puede ser estresante y molesto para él y una forma de mostrar esto es destruyendo todo a su paso.

      Siempre debemos pensar con cuidado que objetos o situaciones pueden exponer a nuestro perro a auto infringirse heridas o daño, e incluso a nuestro propio espacio.

      Debemos empezar con periodos cortos de tiempo y nunca hacer caso a sus llamados (chillidos y/o aullidos) apareciendo en escena o consintiendo su mal comportamiento, ya que ellos aprenden que cada que hacen ese “show” aparecen los humanos y así se fortalece su mala conducta. Por supuesto debemos saber si su llamado no es un caso de emergencia.

    Escoge sabiamente tu perro.

    • ¿Qué raza de perro es el ideal para mí?

      Hay cientos de razas de perros, todas con múltiples cualidades y ciertos aspectos no tan buenos que debemos conocer de antemano. Nos queda imposible describir una a una pero sí nos es posible mencionarte algunos aspectos importantes para que tomes una decisión más acertada.

      Sin mencionarlos en orden de importancia, podemos empezar con el espacio donde vivirá el perro, ¿es una casa grande con jardín?, ¿es un apartamento pequeño?, ¿es una finca? Esto puede darnos una luz del tamaño del perro, sin querer decir que perros grandes no puedan vivir en apartamentos pequeños y que perros pequeños no puedan vivir en espacios grandes. En este aspecto radica es el tiempo que le puedas dedicar a tu perro para sacarlo y hacer que haga ejercicio y corra para quemar la energía, desestresarse y tener un óptimo desarrollo del sistema óseo-muscular. Para perros grandes el ejercicio debe ser diario y a paso del perro no del humano.

      Como segundo aspecto encontramos el clima. Los perros de pelaje abundante, largo y/o tupido suelen tener mejor vivir en climas fríos y los de pelo corto en climas cálidos. Los perros ñatos o braquicefálicos tienden a respirar mejor en climas frío porque jadean menos frecuente, ya que su temperatura se puede mantener más baja que climas cálidos.

      El tamaño como tercer factor no es menos importante, saber que tanta fuerza tiene el perro que deseamos tener es básico para saber si somos capaces de controlar a nuestro perro en situaciones de riesgo, ayudarlo en otras situaciones o simplemente para saber si lo podemos pasear nosotros a él o él a nosotros.

      Todas las razas son potencialmente bravas y potencialmente amigables siendo unas más predispuestas que otras, pero todo radica en la manera que eduquemos, corrijamos y socialicemos a nuestro can desde que es un cachorro, de esto depende su buen temperamento.

      Si tienes dudas es mejor que nos consultes tus inquietudes puntuales para darles una respuesta más exacta, acá solo tratamos temas generales y pretendemos solo guiarte en tu decisión.