Obesidad en perros

    • 0

    La obesidad en los perros obedece primordialmente a dos factores, uno ambiental o externo y otro genético o por desórdenes fisiológicos que podemos llamarlo interno.  Este último requiere de una atención especializada y profesional de la cual no hablaremos por ahora, pero del primero si hablaremos y es de total responsabilidad nuestra.

    La obesidad no solo es un problema físicamente sino que también desencadena otros males que pueden poner en riesgo la salud de nuestra mascota. Dentro de los problemas más comunes que podemos observar son la falta de capacidad pulmonar, anomalías cardíacas, problemas articulares, dificultad para andar y reducción en la vida del perro.

    Es total responsabilidad  de nosotros como amos y dueños de nuestros perros que la dieta que lleven sea la adecuada para la raza, edad y condición física de nuestro animal. Las dosis de cuido o alimento seco que damos, los snacks o premios que ofrecemos y los mecatos que les damos deben de tener un tope y unas cantidades máximas por día, además debemos ser conscientes que mientras más coman nuestros animales, más ejercicio o actividad física deben hacer.

    Ese aspecto lo aseguramos en nuestra guardería porque contamos con un espacio muy amplio, en grama que comparten con otros perros amigables con los que pueden correr todo el día y gastar esa energía acumulada que tienen. Esta es una de nuestras ventajas competitivas del gremio que nos permiten brindarle una mejor estadía, más completa y más sana.

    Dejar una Respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.